EL AÑO POLÍTICO, JULIO 2014-15

EL AÑO POLÍTICO, JULIO 2014-15

13 agosto, 2014 Desactivado Por Federación Minera

1375030347-232EL AÑO POLÍTICO, JULIO 2014-15

Miércoles, 30 de julio de 2014 | 4:30 am  (Antonio Zapata Autor)

Entramos al penúltimo año del gobierno con bastantes sombras en el camino. El Congreso luce especialmente crítico. Su presidenta ha sido elegida con una ventaja mínima y su propia bancada se viene fragmentando. Ahora tiene el mismo número de congresistas que el fujimorismo y ha perdido capacidad de acción. Algunas bancadas han tenido candidatos en ambas listas y son un chiste.

Mandan los intereses personales conformando un conjunto variopinto en el que los enemigos del gobierno parecen mejor organizados. Difícil panorama para Ana María Solórzano.

Por ello, el Ejecutivo se reordena con cuadros políticos provenientes de sus propias filas. Ya no confía en independientes, sino que se encierra entre los suyos, prefiriendo actuar a través de su círculo de confianza. Nunca fueron muchos y van quedando menos. Sin embargo, el mensaje del presidente este 28 ha sido optimista y ha anunciado planes en todos los sectores: educación, salud, programas sociales, sectores productivos, etc.

No obstante el ánimo afirmativo, será un año complicado. Las relaciones ejecutivo-legislativas atravesarán varias crisis, porque la mayoría gubernamental es muy precaria para hacer aprobar el tipo de medidas anunciadas en el mensaje. Incluso la vida diaria puede ser amarga, porque se multiplica la capacidad de zancadillas y se alimenta la cadena de denuncias cruzadas, ante una opinión pública crecientemente indiferente de los políticos.

Por su parte, las elecciones regionales y municipales de octubre amenazan traducirse en una fuerte incursión de los negocios ilegales en los cargos electos del Estado. El narcotráfico, la minería ilegal, el contrabando y el sicariato han aumentado en forma vertiginosa. Esa expansión de lo ilegal se proyecta al Estado, que por su parte posee una cultura de elevada corrupción. La mezcla es explosiva y degradante. Ya lo estamos viendo y se teme que a fin de año estemos embarrados en un pantano.

Además, las elecciones de octubre han de reconfigurar el cuadro político y definir la primera correlación de fuerzas de cara a las presidenciales del 2016. Ante ello, la primera constatación es la ausencia del partido de gobierno, que se abstiene de participar en esta contienda electoral. Esa ausencia es comprensible, el nacionalismo quiere evitar una derrota calamitosa que podría tomarse como un referéndum. Pero la abstención tiene su costo, porque el gobierno estará ausente de la foto del mapa político a fin de año. En términos prácticos, desde esa fecha puede transformarse en un pato rengo. Es decir, un gobierno cuya única meta simplemente sea llegar al final. Así, es muy reducido el tiempo político para el ambicioso plan de reestructuración anunciado este 28.

Pero el gobierno no puede vegetar, tiene que prepararse para las presidenciales del 2016. En el futuro, Humala ha de afrontar una megacomisión investigadora de su gobierno y su defensa requiere de una bancada sólida. El candidato(a) presidencial estará encargado de conseguirla. En la imposibilidad legal de Nadine, el gobierno necesitará un candidato razonable. Quién sabe estamos ante la prueba de Ana Jara. Si logra sortear las amenazas de un año tan complicado, su candidatura será una opción.

Aunque no se trata de candidatos más o menos. En realidad, los actores políticos enfrentan el año con bajísimo nivel de aprobación y confianza ciudadana. La corrupción e inseguridad dominan la vida cotidiana a tal grado que la gente ya no cree en nadie. Es posible un desplome y, en alguna medida, dependerá de la voluntad política de quien sea elegido el 2016. Al paso que vamos, está abierta la posibilidad de un nuevo autoritarismo.

La coyuntura venidera podría ser una oportunidad al filo de la navaja para evitar un costoso retroceso político. La democracia está tan desacreditada que el ánimo ciudadano es el habitual que precede los tiempos duros. Para evitar ese peligro, los políticos actuales tendrían que hacer creíble al sistema en este año. Dios nos coja confesados.

Comentario Fntmmsp:

Bueno será el Dios de los Creyentes, porque algunos piensan que la religión es simplemente una creencia y los burgueses lo saben perfectamente, ya que ellos jamás van a una Iglesia, ni tampoco rezan como lo hacen los pobres y una  gran mayoría de los pueblos en todo el Mundo, pero volviendo al enfoque sobre el tema. Efectivamente estamos frente a una tremenda disyuntiva que tiene el Gobierno y muchas de las promesas y planes planteados en el discurso del Presidente en el Congreso el 28 de Julio, al final serán solo eso, planteamientos y muy buenos deseos, porque tienen una ajustada presencia en el Congreso y para pasar  acuerdos con las bancadas de la oposición, tampoco existe la mano santa que lo pueda lograr. Ya se sabe  cuál es la trayectoria política de la Srta. Ana María Solórzano. Nuestra Pag. Publico un comentario necesario para ilustración de nuestros lectores. Coincidimos  que se vislumbra  mano dura y una voluntad Autoritaria de los gobernantes. En esa medida los que pagamos el pato somos los trabajadores, ya que se anuncian nuevas medidas políticas  dirigidas a restringir aún más los derechos laborales, frente al desembalse que el Gobierno ira soltando en los próximos meses, a todo ello se suman el estancamiento de la producción en la Minería, no porque se agoten las reservas mineras, sino por las políticas de restricción impuestas por las propias empresas, debido a la falta de demanda en los mercados internacionales. Todo esto traerá consecuencias  graves para el sector laboral y la necesidad de evaluar con claridad y realismo la situación nacional y del sector Minero, Metalúrgico y Siderúrgico en nuestro País, así como la capacidad de Convocatoria y de lucha que levante la Federación Nacional Minera, luego de la realización de su XIII Congreso Nacional Minero, a realizarse del 20 al 23 de Agosto del 2014. Exitos Compañeros. CEN- vcp.